Psicóloga

Bueno, ayer fui a una nueva psicóloga (de ahora en adelante K). Suena como si hubiera ido a miles de psicólogos en la vida, aunque en realidad creo que si lo he hecho pero o nunca me cae bien o cobran muy caro (o sea cobran lo que deben cobrar, el tema es que no reembolsan nada) o me baja el superpoder y siento que puedo solucionar mis cosas sola. Siempre vuelvo así que no es muy fuerte que digamos el superpoder.
Bueno, el caso es que ayer fui a una nueva recomendada por una amiga que tenía todo lo que yo necesitaba: Era buena y cobraba barato. ¡Qué mejor! Ella muy simpática me hizo las preguntas justas y yo como ya estaba aburrida de la ansiedad, la depre y los ataques de pánico le conté todo lo que me preguntaba y al final terminamos con una panorámica general de como estoy.

Me dijo que no estaba loca. Así que bien. Siempre se puede estar peor.
El caso es que me dio la tarea de preguntar a mi familia como fueron las circunstancias de la muerte de mi papá. Sí, mi papá murió cuando yo era guagua, es bien terrible, una cosa que uno piensa de adulta que lo tiene super super superado y de repente una psicóloga te pide que escarbes un poco más.  Quedó la escoba.
K solo quería ayudarme ya que creía que quizás mi fobia a vomitar venga de ahí por el caso de otra paciente que recordaba solo una foto de su padre (igualmente fallecido) todo vomitado. K quería saber si el mío había muerto en el accidente por alcohol o algo así, ya que igual le pareció raro que yo tomara poco o nada, aunque le dije que era por la fobia. En fin, que llamé a mi madre.
Madre me contó como murió padre. Padre era micrero, y los fines de semana para ganar más lucas hacia viajes especiales Imperial-Cholchol (lugares rurales de mi zona sureña). Ese sábado se quedó en Imperial para salir temprano en la mañana y durante la ida, la vuelta, no sé, el motor empezó a hacer ruidos raros y él se bajó de la máquina y se puso abajo de la micro para ver que onda y…. La micro lo aplastó. Según mi madre en esos años no había un médico en el servicio médico de Imperial pero cuando ella se enteró de la noticia un amigo médico le hizo la “paleteada” y fue a hacerle la autopsia. Murió al instante porque se le aplastó toda la cabeza. Pobrecito. O sea yo sabia eso, no con tanto detalle pero aunque lloré mil lágrimas anoche aun ahora me da pena pensarlo, quizás siempre me de pena. Según el médico no hubo rastros de alcohol, fue un accidente “nomás”. Mi abuela materna, de hecho, fue quien tuvo que identificar el cuerpo y vestirlo para el funeral y tampoco había rastro de alcohol. Así que descartamos eso.
El tema es que hablar del tema hizo que se abriera de nuevo la herida. Son esas heridas tan terribles que dejan cicatrices que cuando se abren duelen y duelen. Repito, yo era guagua (tenía casi 2 años) cuando esto pasó, no tengo ni un puto recuerdo de él, no sé ni como era ni nada y su muerte me afecta todos los días.
Mamá me contó también que papá estaba muy cansado, porque tuvo que empezar a trabajar de cabro y era el gran sustento de su familia. Me dijo que papá le dijo que era completamente feliz, que lo único que quería en la vida era a ella y a mí, que no necesitaba nada más. Y, no sé, escuchar eso me dio a entender que mi madre sabe que él murió pero que fue feliz en su vida. Debió servirle como una especie de consuelo pero a mi me dio rabia.
Porque ya, que bueno que fuiste feliz, viejo, pero me dejaste acá po. No creo que hayas querido irte, creo que te hubiera gustado verme crecer y conocerme, conversar conmigo y escuchar la palabra “papá”, creo que te hubiera gustado verme entrar al colegio, licenciarme, titularme, creo que te hubiera gustado estar ahí nomás. Porque una niña necesita a su papá po. Toda la vida quise creer que no, que estaba bien, que filo. Pero no po. Es importante. Y tu te fuiste y yo me quedé aquí. Mamá se casa de nuevo, ni habla de ti y yo aquí. Entiendo que superar a un ex es menos difícil que superar a un papá.
Se que no es tu culpa, viejo, no te culpo, pero me da rabia igual y no sé a quien tirarle esta rabia. Esta weá que siento cada vez que me acuerdo de ti, esta mierda que me hace llorar y putear a todo el mundo. Porque es injusto. Es muy injusto. Porque ya no sé que onda en general, que onda la vida. No entiendo porque pasan esas cosas, menos si yo era una guagua que no le había hecho mal a nadie, que se supone te hice tan feliz y tu a mi, tu ausencia me hace sentir tan miserable.
Quería creer que me pasó eso para que me hiciera fuerte, que venían grandes cosas para mi, que todo iba a estar bien. Que iba a ser como Harry Potter, que salvó el mundo mágico. Pero siento que no he hecho nada. Y lo peor es que ya no quiero hacer nada más. Estoy cansada de llorarte y extrañarte y putear a la vida por no conocerte. Desearía que no fueras tan importante, desearía no ser tan sensible, desearía que las cosas me resbalaran, pero todo me afecta. Todo. Y tú más que nada.
Todo me duele, todo me estresa, todo me pone ansiosa. Y estoy cansada.
Anoche lloré por horas y horas, pololo se preocupó tanto que no sabía si llamar a urgencias, a mi madre o K.
Probablemente cuando le cuente esto a K igual llore. Espero tener un buen día. Espero poder avanzar y hacer de esto algo funcional, porque ya sé que no se puede superar ni empezar de nuevo. Pero no sé cual es el objetivo de avanzar por avanzar. Me gustaría poder disfrutar el avance, porque ahora puro que lo sufro.
Dicen que cuando uno hace terapia psicológica a veces todo se pone peor antes de ponerse bien de nuevo. Solo espero que esto sea lo peor y que ahora en adelante vengan solo cosas mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s